Make your own free website on Tripod.com

QUILOMBARIO

Home
Eduardo Espósito
Alicia Soto
Daniel Alejadro Gómez
Carlos Almira
Beatriz Opitz
Dennis Bourne
Ulises Varsovía
Daniel Rafalovich
Alfredo Vaeza
Maria Lucia Rengifo
Entrevista a Susana Medina
VISUAL: Dennis Bourne
HOMENAJE: INGEBORG BACHMANN
Emile Michel Cioran
Libro: QUILOMBARIO, Eduardo esposito
Galeria de autores
Colaboraciones
Quienes somos
Todas las ediciones
Libro de Visitas

Enter subhead content here

Eduardo Espósito despliega su universo en una poética que transita lo coloquial, la íronía y la irreverencia. Transitando estos registros la propuesta de Quilombario es dura y caótica como todo lo que urge, fragmentada y heterogénea como todo lo anárquico.

 

Para entrar en él no hay manera de estar preparados. ¿Es un quilombario un muestrario de quilombos, una completa colección de problemas, o un armario lleno de sorpresas, de estantes ocultos, de cajones repletos de las más diversas inquisiciones, de los mas disparatados objetos, de las más ineludibles preguntas y las más desordenadas respuestas? Quïen pudiera responderlo

 

Los dos primeros versos del libro postulan lo siguiente (Todo consuelo está lleno/de lugares comunes), por lo tanto si en el correr de sus páginas encontramos un toque por momentos bizarro, ya estamos advertidos. Quilombario es una ruta para avanzar como (zeppelines de piedra) hacia lugares inusitados, donde ( cada cosa bella/fuese pozo de otro sapo y hay gente a cuerda (hirviendo el sudor de Dios)

 

Una suerte de Apocalipsis doméstico que en ciertos versos no puede más para volverse público, ya que dos hombres desayunan un caballo en la plaza y otro hombre será hallado muerto en un río al que nunca entro. Pobre Heráclito, ni a usted me lo respetan en ese libro, pero créame que este yo poetico (sin cobijo/inmensamente solo/ bajo el peso de una estrella) se alimenta de (polen de escorpiones y veneno de margarita), si eso acaso lo justifica.

 

Volviendo a los lugares comunes del comienzo, es alli donde Espósito se afirma para trabajar su poetica, desarticulándolos y volviéndolos a crear a su manera. Asi por ejemplo, la expresión popular (al que madruga dios le ayuda) se convierte en (al que madruga dios lo arruga (…) al que madruga no lo ven los de arriba que se levantan tarde (…) ojala que se pudran con los ojos peinados) o (me ningunearon/los todifiqué)

 

Hay también en este contexto un anti héroe, el Capitan Feliz cuyo padre fue el llanero solitario y su madre una revendedora de Avón. Hay (una Bolivia que pinta limones de amarillo/ a las puertas de un Carrefour), personajes y elementos que circula como un gran collage del entorno, como una exposición de todo los que no contamina cada dia, a cada paso.

 

Atraviesa su obra una especie de metafisica de la falla (Ando entonces a cuerda/como un juguete desconcertado/ un disparo en la oreja de Dios/un fosforo final en la refineria del caos.)en donde todo sale mal por logica, porque tenia que salir mal, porque la vida es un (gualicho apócrifo) donde ( nada era lo que debia ser ni aun a punta de pistola.

 

Eduardo Espósito nos demuestra que la lirica puede montarse sobre elementos cotidianos, con un brillo que no hay que ir a buscar a ningún firmamento, a ningún horizonte lejano porque afortunadamente en este mundo (la poesía sigue jodiendo en otro idioma/ como el tic tac de una bomba.

 

Laura Yasan

Poemas de Eduardo Espósito

 

Los derechos de los trabajos publicados en Herederos del Caos  corresponden a sus respectivos autores y son publicados aquí con el consentimiento de los mismos.

 

copyright©herederos del caos (2006-2009)

herederosdelcaos@poetic.com

 

 

Heirs of Caos is a noprofit Cultural proyect. Which Promotes a Artistic works with an emphasis on poetry and fiction. Heirs of caos receive no monitary benefit for their publication. All projects remain property of their individual creators

 

facebook.jpg